Aspectos Generales

Comprometerse para hacer ejercicio físico es casi el 70% de la batalla que hay que librar para conseguir buenos resultados, condición física y salud en un programa regular de entrenamiento. No obstante, muchas personas se frustran al comparar el tiempo que emplean en hacer ejercicio cada semana con el resultado que obtienen a lo largo de un periodo de tiempo. Si este es su caso, no está solo. Millones de personas en el mundo hacen propio ese sentimiento de “decepción” (1) .

Probablemente estos son algunos de los problemas con los que se haya encontrado a la hora de empezar un plan de entrenamiento de la manera tradicional:

  1. No está viendo los resultados esperados a pesar del tiempo que invierte haciendo ejercicio.
  2. Inseguridad a la hora de pasar al siguiente nivel de entrenamiento
  3. Le gustaría introducir un poco de variedad en sus ejercicios, pero no sabe cómo.
  4. No está perdiendo peso ni ganando musculo.
  5. Su rendimiento en actividades competitivas y/o recreativas no mejora.
  6. No sabe cómo valorar sus mejoras y evaluar la eficacia del plan de entrenamiento.
  7. Pierde motivación y compromiso a lo largo de un periodo de tiempo.

El objetivo del entrenamiento personalizado es ayudar a maximizar los resultados deseados en el mismo periodo de tiempo del que cada persona dedica normalmente.

Prescripción del ejercicio personalizado

La prescripción de ejercicio físico es el proceso por el que se recomienda de forma sistemática e INDIVIDUALIZADA la práctica de Ejercicio físico, según las necesidades y preferencias del individuo, con el fin de obtener el máximo beneficio para la salud con los menores riesgos. El conjunto ordenado y sistemático de recomendaciones constituye el programa de ejercicio.
Los descriptores de la actividad y el ejercicio físico que definen la “dosis” de actividad física, son aquellos englobados en el acrónimo FITT: Frecuencia, Intensidad, Tiempo y Tipo.

• Frecuencia (nivel de repetición): cantidad de veces que se realiza. Expresada en número de veces por semana.
• Intensidad: nivel de esfuerzo necesario para realizar Ejercicio Físico, se clasifica en leve, moderada, vigorosa, cerca de la máxima y máxima. Se expresa en porcentajes del trabajo realizado.
• Tiempo: duración de la sesión de Ejercicio físico
• Tipo: especifica la modalidad de Ejercicio físico (Ej.: correr, nadar, bicicleta, gimnasio, etc.).

La prescripción de Ejercicio Físico tiene como objetivo general mejorar la forma física, promover la salud mediante la reducción de los factores de riesgo de enfermedades crónicas y aumentar la seguridad durante la práctica del mismo, teniendo en cuenta los intereses, necesidades de salud y estado físico del individuo. Es acá donde un adecuado programa, planeado de manera organizada y sistemática debe ser ejecutado y estructurado por un profesional de entrenamiento que aplique un método individualizado para evaluar, motivar, enseñar y entrenar a un usuario en aspectos concernientes a la salud y Fitness. Este programa debe ser seguro y eficaz permitiéndole a una persona lograr sus metas personales de la forma más oportuna posible, asimismo el entrenador personalizado debe responder acertadamente en situaciones de emergencia durante la ejecución del programa, así como derivar a una persona a otro profesional de la salud cuando sea apropiado.