Generalmente el dolor de pies es algo muy común; existen varias razones las cuales propician este dolor como por ejemplo: estar con sobre peso, si usas calzado inadecuado y también por la actividad física durante un tiempo muy prolongado. Pero el dolor de pies no debe ignorarse ya que las investigaciones sugieren que puede perjudicar el equilibrio y la función del pie e incluso aumentar el riesgo de caída. También es importante saber que no todos los dolores de pie son iguales. En particular, hay una diferencia entre el dolor muscular derivado de una sesión de ejercicios intensa y el dolor agudo que proviene de un hueso o una articulación. Esta es la clase que amerita una visita al médico para obtener un diagnóstico e identificar el tratamiento apropiado.

Si hablamos del dolor causado por actividad intensa te recomendamos los siguientes tips

1- Mantener los pies elevados: mientras estés descansando, mantener los pies apoyados en una superficie alta, esta postura favorece la circulación sanguínea

2- Baños de agua con sal: Tras una dura jornada, puedes sentir calor o inflamación en tus pies. Para solucionarlo, te recomendamos baños de 15 ó 20 minutos en agua tibia con un poco de sal

3- Masajea e Hidrata tus pies: Masajear tus pies. De este modo, conseguirás que se relajen. Estos masajes son muy sencillos: pasa los pulgares desde el talón hasta los dedos ejerciendo presión. También puedes ayudarte de los nudillos y movilizar las articulaciones de los dedos. recuerda hacerlo con aceites o cremas hidratantes

4- Utiliza calzado adecuado: En el transcurso de nuestro que hacer diario realizamos diferentes actividades ten presente que tipo de calzado es optimo para cada uno de ella además cuando lleguemos a casa, utilicemos un calzado cómodo e, incluso, es positivo caminar descalzo sobre superficies blandas como moqueta, césped o arena. Esto estimula nuestro organismo, ya que en el pie tenemos muchas terminaciones nerviosas.

Ahora bien... Si el dolor de pies es constante y se presenta aun cuando no hagas ejercicio y tengas un calzado correcto debemos realizarnos una prueba casera para determinar si padecemos de PIE PLANO ó PIE CAVO


La prueba es muy sencilla

1- debemos tener una hoja de papel de impresión, mojamos la planta de los pies y pisamos la hoja dependiendo la forma que quede plasmada en el papel, es la forma que tenemos nuestro pie

Si al realizar esta prueba determinamos que padecemos de pie plano o pie cavo debemos acudir al medico para su tratamiento.

Esperemos que estos tips te ayuden a mejorar tu salud y condición de vida. #SOMOSFITNESSZONE